RSS elDebat.cat
elDebat.cat
08/08/2012
Sin título
Desmemoria y pecados de la virtuosa Alemania
Jordi Garcia-Petit
Un sentimiento nuevo anti alemán está surgiendo en algunos de los países europeos afectados por la crisis. En Grecia es evidente, en Italia ya se nota y en España pronto oiremos hablar de ello. Quien domina no mueve afectos. Y Alemania domina financiera y económicamente en Europa de manera abrumadora. Ha impuesto una interpretación unidimensional de la crisis a causa de sus miedos históricos, pero también por motivo de sus intereses inmediatos: ella se financia a buen precio, prácticamente gratis, porque los países ahogados por los mercados pagan por ella.

Al comienzo de la crisis financiera, Alemania tenía razón, era necesario reducir el endeudamiento público y privado que lastraba el financiamiento de la economía, pero ha ido perdiendo aquella razón a medida que el remedio que impone desde su posición dominante empeora gravemente al enfermo.

El argumento principal, apenas refinado y bien propalado por el populismo en boga de una parte de la clase política y de la prensa alemanas, es que el contribuyente alemán no tiene porque pagar el desenfrenado endeudamiento de los manirrotos del sur. El argumento es parcial y, por lo tanto, falso. La realidad es mucho más compleja.

La contribución de Alemania a los presupuestos comunitarios es, en efecto, la primera de la Unión Europea por volumen neto, pero lo compensa –se lo cobra– con poder en las instituciones comunitarias –el ejemplo más notorio es su influencia en el Banco Central Europeo–, con la capacidad crediticia de sus bancos, que son los primeros acreedores de la deuda griega, italiana y española, con la implantación por toda Europa de sus grandes empresas, con el liderazgo exportador dentro del mercado común… Alemania se ha beneficiado, y mucho, de la era del euro.

La UE es una comunidad de intereses en la cual, para garantizar la cohesión necesaria, el acento tiene que recaer más sobre la “comunidad” que sobre los “intereses”, que todavía son predominantemente nacionales. La prevalencia del sentido comunitario parece olvidada por la clase dirigente alemana. “Comunidad” es apoyo moral –el tecnócrata con finura, Mario Monti, acaba de reclamar a los alemanes precisamente apoyo moral– y solidaridad material en situaciones difíciles.

Recordemos a los alemanes que este concepto de comunidad funcionó en el momento crucial para ellos y para Europa de la reunificación alemana en 1990 –la primera reunificación alemana pacífica en un siglo–, cuando Europa, venciendo comprensibles reservas, dio apoyo moral, político y financiero a la reunificación. La antigua República Democrática Alemana, un país quebrado y en ruinas, entró “ipso facto” en la Comunidad Europea eludiendo el procedimiento ordinario de ingreso y pudo así beneficiarse enseguida de los fondos y las facilidades europeas.

Tampoco no ha sido Alemania tan virtuosa como ahora se presenta. En 2003 Alemania, que padecía un aumento espectacular del paro hasta los 4,7 millones de desocupados, violó el Pacto de Estabilidad y Crecimiento del Tratado de Maastricht, superando un déficit del 3% del PIB y una deuda pública del 60% del PIB. Presionó entonces al BCE para que iniciara una política de sucesivas bajadas de los tipos, provocando así una depreciación del euro, que tan bien le iba para relanzar sus exportaciones en un período de estancamiento del consumo interior. Alemania salvó la situación con el complemento de determinadas reformas –de mucha menor amplitud y calado que las que ahora se imponen a los socios europeos en crisis–, y de rebote España aprovechó el bajo precio del dinero para hinchar la burbuja inmobiliaria y crediticia en general con la ayuda de los bancos alemanes.

Nos convendría a todos que Alemania recuperara memoria histórica y recordara algunos de sus pecados recientes para que, sin dejar de ser virtuosa, fuera más solidaria con los que ahora lo necesitan.
Telamarinera
17/08/2012
Profesor, agua pasada no mueve molinos. ?pero, con cuanto contribuía Alemania a que países como España recibieran fondos de la UE, cuando tenía esos parados, esos deficits, ese endeudamiento? Piden lo que se les debe, y sólo sugieren que gastes menos que lo ingresas. La consecuencia de su rigor es lo fácil y barato que les cuesta endeudarse. Entre Merkel, Castells, Oriol, Homs,....prefiero Merkel, po el bien de mis hijos. Su política es la de madre, abuela... Gasta lo que tienes y un poquito menos.,
Nuevo comentario
La empresa se reserva el derecho de no publicar los comentarios que considere inapropiados, que contengan insultos y/o difamaciones, con el objetivo de preservar la imagen de las personas. El sistema almacenará su comentario junto a su IP (54.226.168.96)
*
*
Tienes que copiar, en el campo de texto, los 6 carácteres, del 0 al 9 y de la A a la F

* Campos obligatorios
 
 


Follow Me on Pinterest

Eldebat.caton
 
Perfil de Twitter de Francesc Moreno, editor de eldebat.cat
 
LA OPINIÓN MÁS LEÍDA
CSS válido XHTML válido Gestor de contenidos Creative Commons License
Portada | Economia catalana | Política | Sociedad | EntrevistAs | Opinión | A debate | Vídeos | TribunaLatina.com | Encuestas | Contactar
Quienes somos | Red Digital XXI S.L | NIF: B63898712 | Registro mercantil de Barcelona en el libro nº 90363 diario 944 el dia 19 de Julio de 2005 assentamiento 934 | CMS por Bab Soft
elDebat.cat